Iniciar sesión

lunes, 7 de enero de 2013

Los 72 nombres de Dios


De acuerdo, ya vimos la importancia del Tetragrámaton y parte del simbolismo que encierra.Ahora quisiera empezar a aterrizar algunos conceptos con respecto a su aplicación práctica.Siendo éste, el nombre principal de la Divinidad Hebrea es evidente de que los cabalistas sededicaron con ahínco a estudiarlo y tratar de comprender sus significados ocultos en todas lasformas posibles.Como ya habíamos mencionado, las letras hebreas tenían asignado tanto un fonema, como unnúmero, así al sumar las letras YHVH éstas suman veintiséis -10,5,6,5-, sin embargo en variasfuentes talmúdicas tempranas se menciona que al desplegar en extensión el Tetragrámaton seencuentra el nombre Divino de setenta y dos letras, conocido como Shem ha-Mephorash . Hay dosmaneras de derivar el número 72 a partir del IHVH, la más simple es recurrir al Tetrakys, elsímbolo atribuido a la divinidad en la escuela pitagórica que consistía en un triángulo equiláteroque se trazaba con diez puntos. Así en la cúspide se colocaba el Yod, en el segundo nivel elYod,He; en el tercero el Yod,He,Vav, y en el último nivel el nombre completo Yod,He,Vav,He. Y alsumar los valores de las diez letras dibujadas la suma daba setenta y dos. El otro método seencuentra mencionado en el Bahir, un libro clásico cabalista publicado en el Medioevo y atribuidoa la escuela provenzal. Hay que aclarar que tradicionalmente la Cábala se transmitía de maestroa alumno, de boca a oído; así que el hecho de que no existan textos anteriores no significa quelos conceptos básicos no estuvieran presentes con anterioridad. En el Bahir que es considerado unMishdra, es decir un comentario a la Torah se lee en el capítulo 107.Cuál es el significado de los versículos –Números 6; 24-26- “24 Jehová te bendiga, y te guarde; 25 Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de timisericordia; 26 Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.Este es el nombre explícito del santísimo, aquel que contiene doce letrasComo está escrito YHVE, YHVE, YHVE. Esto nos enseña que el nombre de Dios consiste en tresgrupos, donde cada uno se parece al otro. Las cuatro letras se pueden permutar en 24 formasdiferentes, formando un grupo. Multiplica 24 por tres y obtendrás los 72 nombres benditos.Bastante esotérico incluso para mí, pero de ese tenor son los libros de Cábala Tradicional. El casoes que setenta y dos es importante porque los pueblos que desarrollaron la astrología –Caldeos -tenían una base sexagesimal en su sistema de numeración y dividían la esfera zodiacal en 360grados, los cuáles se repartían entre los doce signos astrológicos. Cada signo se podía a su vez




dividir en tres decanatos y cada decanato en dos partes de cinco grados. Lo cual daba 72subdivisiones.Los místicos judíos eran muy dados a reflexionar profundamente –cavilar; que viene de Cábala- enla Biblia y notaron que tres versículos consecutivos del Éxodo -19,20,21- estaban formados porsetenta y dos letras, lo que no podía ser de ninguna manera una casualidad. Así que llegaron a laconclusión de que en esos versículos se encontraban escondidos los nombres de Dios, paradeterminar cuáles eran éstos colocaron las letras del primero de izquierda a derecha, la siguientede derecha a izquierda y la última como al principio. Así obtuvieron setenta y dos nombres detres letras atribuidos a Dios.Los versículos del Éxodo son los siguientes19 Y el ángel de Dios que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; yasimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas, 20 e ibaentre el campamento de los egipcios y el campamento de Israel; y era nube y tinieblas paraaquéllos, y alumbraba a Israel de noche, y en toda aquella noche nunca se acercaron los unos alos otros. 21 Y extendió Moisés su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirase porrecio viento oriental toda aquella noche; y volvió el mar en seco, y las aguas quedaron divididas



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Las criticas y los comentarios son siempre bien recibidas,mas aun,son necesarias.El historiador es como un profeta,pero al reves,ambos son humanos y factibles de errores entonces,son los lectores los indicados para marcarlos y obligar al redactor a recuperar el buen camino en la investigacion.